Desarrollo y Armonía presenta este domingo 3 de julio su taller enfocado a la pareja, “Cuando Amar Duele”

Para que la vida nos fuera entregada fue necesario que dos seres humanos por un instante se dimensionaran como una pareja, amar duele:

De enamorados, de locos, de adolescentes, de amantes, de adultos, de fantasmas en la noche, de infieles, incluso de víctimas y victimarios.

La vida llegó en la unión de esa pareja.

En la pareja se desarrollan interacciones que ponen en juego los afectos más primitivos. La pareja es el pasaporte a la conformación de una familia y como tal, permanentemente, se mueven dos planos: el conyugal y el parental.

El propósito del taller de pareja “Cuando Amar Duele” es:

  • Promover un cambio que favorezca la comunicación asertiva y se respeten los valores y creencias de los integrantes de la pareja.
  • Tomar a nuestros padres y revisar cual es el lugar que ocupamos en nuestra familia.
  • Que cada integrante de la pareja ocupe su lugar, Ser mujer – Ser hombre
  • Darnos cuenta de todo lo que sucede en pareja es parte de un crecimiento. Todo lo que sucede, sucede para crecer.
  • Concientizar a los asistentes que la responsabilidad del buen funcionamiento de la pareja es de ámbos.
  • Mostrar los órdenes de un sistema familiar funcional propuesto por Bert Hellinger en las  ordenes del amor.

Bert Hellinger nos dice: “El amor humano es primero y fundamentalmente una necesidad”.

Los individuos al hacer la elección de pareja, también hacen elecciones inconscientes para resolver algo de su sistema familiar, que uno solo no podrá.

La relación de pareja solo se logra cuando el hombre respeta a la mujer tal como es, exactamente tal como es, y la mujer respeta al hombre tal como es, exactamente como este asentimiento crea un movimiento espiritual.

Esperamos que éste primer taller de parejas de Desarrollo y Armonía “Cuando Amar Duele”, contribuya al fortalecimiento de los lazo que unen a las parejas y de la concientización de los asistentes en que el equilibrio entre el dar y tomar implica una responsabilidad compartida.