¿Qué es la Terapia Regresiva Reconstructiva o Regresiones?

Este  enfoque terapéutico, las regresiones, se basa en un conjunto de técnicas milenarias utilizadas por culturas, tanto orientales como occidentales con diferentes enfoques de disciplinas psicológicas, en todas sus vertientes, tanto convencionales como holísticas y nuevos protocolos de trabajo, ideas y conceptos, que están siendo avalados en la actualidad por los avances en la investigación de la ciencia actual, en particular por la psicología humanística, psicología transpersonal, física, biología, y medicina, que profundizan en los trasfondos de la mente con una actitud abierta, para trabajar desde un estado ampliado de conciencia y ayudar a las personas en la resolución de sus problemas, a estas vivencias generadas mediante este método, se les denomina “Regresiones” porque propician “regresar” a las primeras fases del desarrollo cerebral (vida intrauterina, nacimiento e infancia) y en otros casos, a conflictos aún no resueltos generados en vidas pasadas, bancos de memoria celular a través de la carga genética y ADN, inconsciente colectivo, criptomnesia, percepción extrasensorial, ensoñaciones y analogías  mentales inconscientes, etc.

Se le llama “Reconstructiva” porque en una parte del Protocolo de trabajo, se propicia, de manera virtual, pero con la emoción real, la reconstrucción de los hechos que causaron el trauma que está impidiendo el avance de la persona en la vida actual.

Este método de regresiones utiliza una relajación o trance hipnótico leve, guiado por un Terapeuta, para conseguir un estado de ondas cerebrales Theta, que favorece la libre asociación del inconsciente y un alto grado de emotividad, de esta forma, la persona puede recapitular su pasado, revivenciando los orígenes de los episodios traumáticos no resueltos que han generado los desequilibrios internos actuales, tomar conciencia de los mismos, identificar los patrones de supervivencia creados en su momento y favorecer la resolución de sus problemas e integración social, mediante el fluir de las emociones retenidas y la adaptación de nuevos modelos de conducta que sean saludables para su presente

El Facilitador nunca manipula el inconsciente del sujeto interesado. Todo lo contrario. El Facilitador no lleva a las personas a unos niveles de ondas cerebrales por debajo de Theta, permite que en todo momento, que el sujeto tenga una parte de su hemisferio izquierdo (hemisferio de la razón, análisis, censura…) despierto y pueda, si así lo considera oportuno, interrumpir la sesión en el momento que lo desee.  Una de las bases filosóficas de la TRR es “inducción cero”.

La Terapia Regresiva Reconstructiva (TRR) o regresiones, nos proporciona las claves para conocer el origen de nuestros problemas y permite, en una cantidad razonable de sesiones, tratar eficazmente trastornos psicológicos tales como:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Fobias
  • Estrés
  • Disfunciones sexuales
  • Adicciones
  • Obsesiones
  • Trastornos psicosomáticos alimentarios
  • Trastornos del sueño
  • Dermatitis inespecíficas
  • Cefaleas tensionales
  • Colon irritable
  • Otros trastornos digestivos
  • Neuralgias psicógenas

También es muy adecuado el acercamiento a las regresiones para las personas que tienen familiares con algún trastorno de los descritos anteriormente, ya que les permite entender la problemática que se está viviendo a nivel familiar.

En Desarrollo y Armonía tenemos la posibilidad de ayudar a las personas que necesiten de esta terapia pues contamos con los conocimientos y la capacidad profesional de realizarlas y resolver conflictos no resueltos generados en vidas pasadas.